Situación en la cuenca de Rapel

La cuenca de Rapel es un rico sistema hidrográfico que alimenta los diversos usos del agua en la Región de O’Higgins. Este sistema está conformado por el río Rapel y sus afluentes, los ríos Cachapoal y Tinguiririca, los que confluyen en Las Juntas que está ubicado en la Cordillera de la Costa.

Las actividades productivas regionales que más consumen agua son la agricultura (93%) y la minería (6%)1, las que también lideran los aportes a la economía regional. En efecto, mientras la agricultura contribuyó con el 15% del PIB regional en 2015, la minería lo hizo con el 19%2. Los recursos hídricos de la cuenca también se utilizan para el consumo humano, la hidroelectricidad, las actividades industriales y para sustentar ecosistemas saludables.

Tradicionalmente, la disponibilidad de agua en la cuenca ha permitido el desarrollo de las actividades arriba mencionadas sin mayores dificultades. Sin embargo, se ha estimado que la demanda de agua en la zona centro-norte y centro-sur va en aumento de todos los sectores económicos: agricultura, minería, energía, ciudadanos, turismo, etc3. Adicionalmente, la oferta de agua en la región también se está viendo afectada: se proyecta una disminución de un 20-30% en las precipitaciones promedio para el final del siglo XXI4y además la calidad del agua está disminuyendo debido principalmente al crecimiento de las descargas domésticas e industriales y la contaminación difusa por pesticidas5. En vista de este escenario, la cuenca enfrenta un desafío importante en materia de gestión de recursos hídricos, especialmente si la región se quiere consolidar como una potencia agroalimentaria. Si no se hace una gestión del recursos hídricos de manera anticipada, es probable que en el futuro cercano éste tienda a escasear, lo que conllevará a una escalada de conflictos sociales, al deterioro ambiental de los ecosistemas y a ineficiencias económicas significativas. Por lo tanto, es esencial consolidar una gestión integral de recursos hídricos en esta área.

Actualmente desde su experiencia global, CSIRO puede entregar respuestas desde la ciencia aplicada para generar espacios de mejor gobernanza y gestión del agua que consideren las necesidades locales y el desarrollo de herramientas tecnológicas de clase mundial.

 

1. Fundación Chile (2015), Reporte Huella Hídrica en Chile: sectores prioritarios del a cuenca del río Rapel

2. Banco Central de Chile (2015), http://si3.bcentral.cl/estadisticas

3. Jiménez, J.P., Plan Maestro de Gestión de Recursos Hídricos Región de O’Higgins, DGA, 2012

4. FCCyT, Diagnóstico del Agua en las Américas, 2012

5. Fundación Chile (2015), Reporte Huella Hídrica en Chile: sectores prioritarios del a cuenca del río Rapel